Reconciliación

La Reconciliación, o como se conoce también, la Confesión, es la manera ordinaria por la cual los pecados mortales son perdonados. Todos los Católicos, más allá de la edad de la razón, están obligados para confesarse al menos una vez al año. Si escogen confesarse solamente una vez al año, debe de ser durante la temporada de la Cuaresma. Sin embargo, como con todos los Sacramentos, la Reconciliación es un encuentro con Cristo, y por lo tanto, no debe de ser considerada solo para aquellos que están bajo pecado mortal. Más bien, como nuestro Santo Padre nos ha dado el ejemplo, debemos considerar más frecuentemente confesiones devocionales.

Ofrecemos este Sacramento los sábados por las tardes de las 3:15 - 4:15 PM y por cita.

Siempre siéntase libre de acercarse al párroco antes de la Misa (asumiendo de que todavía faltan al menos 10 minutos para que la Misa comience) y pida la Confesión.