Bautismo

El Bautismo es el Sacramento de entrada, el momento en el cual una persona se incorpora al Cuerpo de Cristo. La forma estándar de aceptar a alguien para que sea bautizado es que el sacerdote tenga una creencia bien fundada de que el niño será criado Católico. Además, solamente los padres o tutores legales podrán solicitar el Bautismo de un niño.

En nuestra parroquia y en toda la arquidiócesis ordinariamente la familia debe de ser miembro registrado activo durante seis meses antes del Bautismo. Se espera que los padres y los padrinos  asistan a una clase pre-bautismal en la parroquia. Solo pueden existir dos padrinos, un hombre y una mujer. Los padrinos pueden ser solteros o casados. Si están casados, deberán estar casados en la Iglesia Católica. Los padrinos deberán de haber recibido todos los Sacramentos de iniciación (Bautismo, Confirmación, Eucaristía).

Si está interesado en bautizar a su hijo(a) en San Alfredo, DEBE de llamar a la oficina parroquial para concertar una cita y completar las formas apropiadas para asegurarse que cuenta con todos los requerimientos.

Para los Bautismos en español, comuníquese con Rosimar Rodriguez al 313-291-6464, Ext. 104.

Las clases bautismales en español se llevan a cabo el segundo domingo de cada mes, 11:00 am-12:00 pm.

Los Bautismos son celebrados el primer sábado de cada mes a las 2:00 pm.

 

Eucaristía

Estamos llamados para hacer de la Eucaristía la fuente y culmen de nuestra vida. La Eucaristía es verdaderamente el Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesucristo. La Eucaristía nos limpia de pecado venial y nos concede la gracia necesaria para seguir a Cristo.

Siguiendo las guías de la arquidiócesis, nuestra parroquia requiere dos años de preparación sacramental en nuestra clase de Educación Religiosa antes de que el niño reciba su Primera Eucaristía. Normalmente la edad para recibirla es aproximadamente cuando el niño tiene 7 años.

Para más información o para la preparación de su hijo, por favor comuníquese con el director de Educación Religiosa.

Reconciliación

La Reconciliación, o como se conoce también, la Confesión, es la manera ordinaria por la cual los pecados mortales son perdonados. Todos los Católicos, más allá de la edad de la razón, están obligados para confesarse al menos una vez al año. Si escogen confesarse solamente una vez al año, debe de ser durante la temporada de la Cuaresma. Sin embargo, como con todos los Sacramentos, la Reconciliación es un encuentro con Cristo, y por lo tanto, no debe de ser considerada solo para aquellos que están bajo pecado mortal. Más bien, como nuestro Santo Padre nos ha dado el ejemplo, debemos considerar más frecuentemente confesiones devocionales.

Ofrecemos este Sacramento los sábados por las tardes de las 3:15 - 4:15 PM y por cita.

Siempre siéntase libre de acercarse al párroco antes de la Misa (asumiendo de que todavía faltan al menos 10 minutos para que la Misa comience) y pida la Confesión.

Confirmación

Como nos lo dice el Catecismo de la Iglesia Católica: “Con el Bautismo y la Eucaristía, el Sacramento de la Confirmación constituye el conjunto de los "Sacramentos de la iniciación Cristiana", cuya unidad debe ser salvaguardada. Es preciso, pues, explicar a los fieles que la recepción de este Sacramento es necesaria para la plenitud de la gracia bautismal. En efecto, a los bautizados "el Sacramento de la Confirmación los une más íntimamente a la Iglesia y los enriquece con una fortaleza especial del Espíritu Santo. De esta forma se comprometen mucho más, como auténticos testigos de Cristo, a extender y defender la fe con sus palabras y sus obras”. (CCC 1285)

El Sacramento de la Confirmación es usualmente el último Sacramento que los adultos jóvenes reciben al final de su educación religiosa formal. Cumpliendo con la sugerencia de la política de la Arquidiócesis de Detroit, San Alfredo requiere de dos años de preparación de educación religiosa para este Sacramento. El tiempo habitual para la recepción de este Sacramento en la Arquidiócesis es en el 8vo o 9vo grado del niño. El año de educación religiosa de San Alfredo sigue el año secular escolar comenzando en el otoño y terminando en la primavera. Mientras que el camino preferido para todos los jóvenes es ingresar en la formación de educación religiosa en el 1er grado y terminar su formación en el 8vo o 9no grado, reconocemos que algunas veces esto no sucede, así que San Alfredo ofrece un programa de recuperación para los estudiantes que han perdido uno o más años de formación de educación religiosa.

Si su hijo todavía no está registrado en el programa de educación religiosa de San Alfredo y todavía no ha recibido el Sacramento de la Confirmación, por favor comuníquese con la Oficina de Educación Religiosa de San Alfredo para información acerca de como registrarlo para su preparación de este Sacramento tan importante.

Matrimonio

Felicidades, si está leyendo esto, probablemente está contemplando el matrimonio. El Sacramento del Matrimonio. El Catecismo de la Iglesia Católica nos dice: “La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de Sacramento entre bautizados". (CCC 1601)  Además afirma: “La íntima comunidad de vida y amor conyugal, fundada por el Creador y provista de leyes propias, se establece sobre la alianza del matrimonio... un vínculo sagrado... no depende del arbitrio humano. El mismo Dios es el autor del matrimonio" (GS 48,1). La vocación al matrimonio se inscribe en la naturaleza misma del hombre y de la mujer, según salieron de la mano del Creador. El matrimonio no es una institución puramente humana a pesar de las numerosas variaciones que ha podido sufrir a lo largo de los siglos.en las diferentes culturas, estructuras sociales y actitudes espirituales. Estas diversidades no deben hacer olvidar sus rasgos comunes y permanente. A pesar de que la dignidad de esta institución no se trasluzca siempre con la misma claridad (Cf. GS 47,2), existe en todas las culturas un cierto sentido de la grandeza de la unión matrimonial. "La salvación de la persona y de la sociedad humana y cristiana está estrechamente ligada a la prosperidad de la comunidad conyugal y familiar”. (CCC 1603)

Siguiendo el Derecho Canónico, al menos uno de los futuros cónyuges debe de ser miembro de San Alfredo o de otra parroquia en donde su párroco le otorgue el permiso para casarse en San Alfredo. La Arquidiócesis de Detroit, requiere una preparación de un período de seis meses para el Matrimonio en los casos ordinarios. Si está interesado en casarse en San Alfredo, por favor llame a la oficina parroquial para concretar una cita con el Padre Altermatt para determinar si usted y su futuro cónyuge han formado parte de un matrimonio anterior que terminó en divorcio, por favor comuníquese a la oficina parroquial y haga una cita con el Padre Altermatt para preguntar por el proceso de Decreto de Nulidad. 

Vocaciones/Ordenes Sagradas

El sacerdocio, seminario, discernimiento…quiere aprender más ….No Temas Más.

Clic http://www.aod.org/being-catholic/vocations/  para visitar la página Web principal de Vocaciones de la Arquidiócesis de Detroit.

Clic http://www.detroitpriest.com/ para visitar la página Web de Vocaciones Sacerdotales de la Arquidiócesis de Detroit.

Clic http://www.religiousministries.com/ para ver una guía de los Ministerios Religiosos Católicos de los hombres y mujeres, un amplio directorio de comunidades Católicas en los Estados Unidos de hombres y mujeres.

San Alfredo invita a todos los feligreses, jóvenes y ancianos, para que oren por las vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa frente al Santísimo Sacramento. Acompáñenos todos los miércoles a las 7:50 AM.

Unción de los Enfermos

Las llamadas de emergencia pertinentes a la unción de los enfermos deben de ser dirigidas a la línea de emergencia al (313) 451-8644.

Registros Sacramentales

La Iglesia Católica es la más grande y antigua organización continua que mantiene registros genealógicos completos. La genealogía es un subproducto de manutención de registros sacramentales la cual es una parte necesaria de la vida de la Iglesia. Debido a la confidencia de la información, solamente personal autorizado tiene acceso a los registros. A menudo se necesita obtener una copia de su registro sacramental o la de su hijo para poderlo registrar en el programa de educación religiosa, o como adulto para la preparación del Matrimonio, las Órdenes Santas o para ingresar al convento. Los padres o tutores pueden solicitar una copia de los registros de su hijo menor. Para los adultos, solamente el adulto puede solicitar una copia.

Por favor visite la oficina parroquial, o para los adultos fuera del estado, pídanle al párroco en su parroquia que se comunique a la oficina de San Alfredo. Este requerimiento toma tiempo para procesarse .

Funerales

Los arreglos para los servicios funerales realizados en la Parroquia San Alfredo deben hacerse primero a la funeraria. El personal de la funeraria se comunicará con la oficina parroquial.

Para visitar la página Web de Funerales Cristianos de la Arquidiócesis de Dettroit visite http://www.aod.org/being-catholic/prayer-and-worship/christian-funerals/

Quinceañeras

San Alfredo quiere alentar a las familias de la parroquia quienes deseen compartir su fe y cultura con sus hijas en la celebración de los quince años de la joven, su Quinceañera. El ritual de la Quinceañera es muy valioso para el mensaje religioso que envía, no solo a los jóvenes, sino que también a los padres, abuelos, padrinos y a toda la parroquia para pedir unirse en oración con los jóvenes en la toma de un compromiso con Dios y la Iglesia. Parte de esta celebración es una Misa de agradecimiento. Debido a que este día es muy importante en la vida de la joven, nunca es muy temprano comenzar a pensar en la celebración.

Para más información, por favor comuníquese a la oficina para hacer una cita.

Presentaciones

Es una costumbre loable en varias comunidades étnicas de traer a los niños para un Presentación en la Iglesia. La presentación hace memoria a las varias presentaciones en la historia de la Iglesia de Samuel, María e incluso Jesús. A pesar de que esto no tiene valor sacramental, es una tradición piadosa de la que San Alfredo está muy orgullosa de seguir. La edad tradicional para la presentación es de tres años. Las presentaciones son permitidas en casi todas las Misas del fin de semana, y hasta en las Misas entre semana, con la excepción de las Solemnidades, Días Santos de obligación y otros eventos especiales.

Si desea presentar a su hijo(a) en la Misa, por favor comuníquese a la oficina parroquial al menos un mes antes de que usted desee la presentación, para ver si la fecha está disponible. Si se le aprueba la presentación, por favor llegue a la Misa 15 minutos antes de que esta comience y vea al Padre Altermatt.